Cossos tòxics

Hoy he asistido a una “presentación informal” del proyecto “Cossos tòxics” por parte de la Dra. Cristina Larrea, investigadora principal de este proyecto, que se puso en marcha el pasado mes de enero desde el departamento de antropología de la UB.

El objetivo de dicho proyecto es analizar la percepción social del riesgo respecto a los compuestos tóxicos persistentes y examinar los discursos y prácticas de la sociedad catalana en relación a las enfermedades ambientales.

Las enfermedades ambientales son un tema emergente que previsiblemente va a ser muy importante los próximos años para la salud humana. El doctor Miquel Porta, epidemiólogo que participa en el proyecto, lleva años investigando sobre los efectos de la contaminación ambiental sobre la salud. Entre otras cosas, él argumenta la relación causal entre los compuestos tóxicos persistentes y enfermedades como el cáncer, el Alzheimer, los trastornos endocrinos, el Parkinson o la infertilidad. Por este motivo, la localización geográfica es importante para entender la prevalencia de algunas enfermedades, tal y como explica en este artículo.

La importancia de este tipo de enfermedades proviene de que, en el fondo, tienen que ver con el modelo socioeconómico en el que vivimos y con los cambios sociales que estamos experimentando. Por este motivo, el proyecto Cossos Tòxics me parece interesantísimo. Además, surge en un momento en que el modelo médico hegemónico todavía no ha desarrollado un discurso científico bien elaborado al respecto. Tiempo al tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *