Un equilibrio imperfecto. Alimentación ecológica, cuerpo y toxicidad.

La semana pasada presenté, junto a Cristina Larrea y Xavier Medina, el recién editado libro “Un equilibrio imperfecto. Alimentación ecológica, cuerpo y toxicidad”, publicado por Editorial UOC, en el Museu de Cultures del Món.

presentación equilibrioEste libro es una etnografía recién realizada sobre discursos, ideas y nociones en torno a la alimentación ecológica y al cuerpo humano por parte de consumidores de comida ecológica en Barcelona. Este tipo de consumo ha estado en auge en los últimos años en esta ciudad, seguramente a raíz de cambios sociales más globales que tienen que ver no solamente con la alimentación. Como dijo Xavier Medina en la presentación, no comemos únicamente con la boca y el estómago, sino que todos nosotros comemos también con el cerebro, elegimos qué alimentos consumir y cuales descartar, de manera que estudiar las ideas en torno a la alimentación es también estudiar ideas sociales y culturales.

portada_definitiva_pequeEsta etnografía, como otros trabajos que he realizado, parte del proyecto Cuerpos Tóxicos, del Departamento de Antropología de la Universidad de Barcelona, donde analizamos las ideas sociales respecto a la contaminación por productos químicos, sea esta atmosférica, alimentaria o aérea. Por este motivo, una de las ideas de las que partió la investigación fue indagar cuales eran los discursos sociales respecto a la contaminación alimentaria y la toxicidad en este tipo de consumidores que, en principio, suponíamos que estaban más preocupados por los riesgos alimentarios que los consumidores de comida convencional. Sin embargo, lo que encontré fueron no solamente discursos sobre toxicidad y sobre distintas maneras de percibir el riesgo, sino también sobre ciencia, sobre medicinas alternativas, sobre espiritualidades new age, sobre dietas de toda clase, sobre soberanía alimentaria, sobre justicia económica y política, entre otros. Y, por supuesto, también se encontraron ideas sobre el cuerpo humano y sobre las maneras en que la comida ecológica sirve como forma simbólica para “limpiar”, o para percibir como “más limpios”, nuestros cuerpos contaminados, atravesados por una sociedad que ensucia, que es la sociedad en la que vivimos.

El libro tiene dos partes que, aunque estén separadas, se complementan una a la otra. La primera trata sobre percepciones en torno a los alimentos y se analizan básicamente esas dos nociones del lenguaje común que se asocian a este tipo de comida: “lo saludable” y “lo ecológico”. Ambas se asientan en discursos sociales de diversa índole que se desgranan en el texto. La segunda parte, que se focaliza en las percepciones sobre el cuerpo humano, gira en torno a la noción de contaminación y toxicidad entre este tipo de consumidores. Más adelante, en este mismo blog, se tratará este tema más en detalle.

El libro está a la venta en librerías y también en la web de la editorial.